Testimonio de Esteban Cáceres Pinilla

Testimonio de Esteban Cáceres Pinilla

Mi nombre es Esteban Cáceres Pinilla, tengo 17 años, soy estudiante de 4to medio, y al igual que cualquier joven busca disfrutar la vida, salir y pasarla bien con amigos, pero a diferencia de muchos, estas vacaciones sentí las ganas y la necesidad de acercarme a Dios, y se me dio la posibilidad de asistir a estas misiones con la comunidad, era primera vez que me acercaba a esta comunidad, antes solo había asistido a misa en la parroquia de Quilicura, iba con un poco de temor por ser nuevo y no conocer a nadie, pero ya estando allá me di cuenta de lo maravilloso que es estar en la comunidad, la forma en que me acogieron, me sentí rápidamente como en familia.

A parte de sentirme rápidamente acogido por la comunidad me sentí acogido por Dios también, que me volvía a abrir los brazos para recibirme luego de haberme alejado por un tiempo, que así como la parábola del hijo pródigo, Dios me recibe feliz porque he vuelto a la vida, sentí una conexión muy intensa a través de la oración, en donde realmente sentí que estaba hablando con Dios, sentía que a través de lecturas bíblicas me quería decir muchas cosas, y como nunca lo había echo, sentí la motivación de leer la palabra de Dios voluntariamente, y es algo que me marcó mucho junto con la experiencia de visitar a muchas familias y reconocer realidades distintas, que me ayudaron a poder valorar todo lo que tengo, y todo lo que he vivido, cada momento de mi vida es muy valioso y Dios me ayudó a darme cuenta.

Luego de esta experiencia siento que Dios me dejó una misión, la cual me la dejo en una frase que me quedó luego está estas misiones, y a través de la palabra de Dios trataré de cumplirla.

“Ir en busca de aquellos que todos creen perdidos.”