Nuestro compromiso

Para Prevenir abusos y ofrecer entornos seguros

Queremos que todas nuestras comunidades y apostolados fomenten una cultura del buen trato y sean entornos seguros para todos, especialmente para los menores y adultos en situación de vulnerabilidad. Para ello, La FMVD cuenta con
Prevención de Abusos

Razones y Objetivos

COMO IGLESIA Y COMUNIDAD

Hemos tomado conciencia de la necesidad de proteger mejor a los menores y adultos vulnerables de posibles abusos. Por ello, como Familia Misionera Verbum Dei nos comprometemos a empeñarnos lo más posible en la creación de entornos seguros para estos destinatarios de nuestra misión y en la prevención de esos delitos.
Estos protocolos de prevención y actuación se ofrecen a la Familia Misionera Verbum Dei y a cuantos colaboran y trabajan con nosotros como un instrumento para combatir con claridad y decisión todo tipo de abuso y preceder convenientemente a la luz del Manual y Protocolo congregacional.

El abuso sexual ofende a Dios Y DAÑA LA DIGNIDAD DE LA PERSONA

Causa daños físicos, psicológicos y espirituales muy graves a las víctimas, daña la dignidad de la persona y empaña nuestra misión restándole credibilidad. Forma parte de esa misión proclamar, mediante la predicación y el testimonio de la vida, la protección de los menores y adultos vulnerables de modo que puedan crecer y participar en ambientes sanos como personas y como cristianos. Nuestra Familia Misionera Verbum Dei se reafirma en su compromiso de defender y proteger de cualquier tipo de abuso a cuantos están a nuestro cuidado e invita a asumir también este compromiso a cuantos trabajan o colaboran con nosotros

 

Nuestro objetivo es

Prevenir el abuso sexual y el abuso de poder, estableciendo conductas protectoras y buenas prácticas, así como establecer modos de actuación ante cualquier posible denuncia, teniendo en cuenta la variedad de situaciones que se pueden dar conforme a las leyes civiles y canónicas. En el centro de nuestra preocupación está proteger, acompañar y ayudar a reparar el daño que han sufrido las victimas y sus familias, así como asegurarles la justicia que merecen en nuestro compromiso insitucional.

Mediante este protocolo

Unidos a las disposiciones de la Iglesia y la Congregación, nos comprometemos como Familia Misionera a:
  • Cuidar y educar con respeto a todos en el ejercicio del ministerio.
  • Proteger de modo particular a los menores y adultos vulnerables
  • Crear comunidades seguras y solidarias que ofrezcan entornos de amor en los que haya una vigilancia informada sobre los peligros del abuso.

Nuestra Familia Misionera se propone hacerlo

  • Seleccionando y formando cuidadosamente a todos aquellos que tengan alguna responsabilidad o actuación en nuestro servicio misionero, conforme a las medidas que luego se señalan
  • Respondiendo a las denuncias de abuso contra quienes prestan algun servicio en nuestras instituciones de acuerdo con los procedimientos que se enuncian más adelante
  • Ofreciendo la mejor atención posible a nuestro alcance a quienes han sufrido un abuso
  • Remitiendo a las autoridades civiles competentes las denuncias presentadas contra cualquier persona vinculada a la Familia Misionera Verbum Dei que ha podido cometer un delito contra un menor, conforme a la legislación de cada pais

CONTACTA A NUESTRO EQUIPO DE RECEPCIÓN DE DENUNCIAS

Expresamos nuestro propósito de impedir todo tipo de posible encubrimiento que busque salvar el nombre de la institución y olvide el bien de las víctimas.

Translate »
Top