Pascua 2022

“Resucitó de veras; mi amor y mi esperanza”

Meditaciones sobre la Pascua

Domingo de Resurrección
Lucas 24, 1-12

El domingo, al amanecer, las mujeres fueron a la tumba de Jesús para llevar los perfumes que habían preparado. Cuando llegaron, vieron que la piedra que tapaba la entrada de la tumba ya no estaba en su lugar. Entonces entraron en la tumba, pero no encontraron el cuerpo de Jesús. Ellas no sabían qué hacer ni qué pensar.

De pronto, dos hombres se pararon junto a ellas. Tenían ropa muy blanca y brillante. Las mujeres tuvieron tanto miedo que se inclinaron hasta tocar el suelo con su frente. Los hombres les dijeron:

«¿Por qué buscan entre los muertos al que está vivo? 6-7 Recuerden lo que Jesús, el Hijo del hombre, les dijo cuando todavía estaba en la región de Galilea. Él les dijo que sería entregado a hombres malvados que lo matarían en una cruz, pero que al tercer día iba a resucitar.»

Ellas recordaron esas palabras, 9-11 y salieron de aquel lugar. Cuando llegaron a donde estaban los once apóstoles y los otros discípulos, les contaron lo que había pasado. Pero ellos no creyeron lo que ellas decían, porque les parecía una tontería.

Entre las mujeres estaban María Magdalena, Juana y María, la madre del discípulo que se llamaba Santiago.

12 Sin embargo, Pedro salió corriendo hacia la tumba. Al llegar, miró hacia dentro, pero sólo vio las telas con que habían envuelto el cuerpo de Jesús. Entonces regresó a la casa, asombrado por lo que había pasado.

ORACIÓN


Resucito mi amor y mi esperanza, son las palabras que se me venían al corazón y la mente después de acompañar a Jesús en este triduo pascual, en la lectura del día de hoy la llamada es muy concreta en este mundo invadido de malas noticias, donde pareciera que el mundo se ha salido de control Jesús nos dice “La muerte no tiene la ultima palabra” , a veces buscamos entre los muertos al que esta vivo, hoy que nuestro corazón este enamorado y convencido de que existe una esperanza, cuantas veces lo hemos compartido, pascuas pasadas hemos vivido, algunos nos ven alegres pero otros todavía con incredulidad les parece una tontería, Jesús remueve la piedra del sepulcro, cual es la piedra que tienes tapando tu amor, tu vida!, deja que el la mueva, deja que el sea quien deje salir tu AMOR.

Hoy en día hay tantas noticias “falsas” a nuestro alrededor en las redes sociales y estas mismas son objeto de manipulación por intereses políticos o sociales, casi siempre, pero hoy no podemos olvidar que nosotros tenemos la “Gran Noticia”, “La Buena Nueva”
Hoy te invito a poder acompañar a María Magdalena al sepulcro, lugar de la muerte y del silencio cubre este inicio de nuestra alegría y comprobaremos que no puede estar allí nuestra felicidad ya que Jesús se había presentado como la resurrección y la vida (Jn 11,25).
Es evidente que la fe en Jesús no nace de la visita al sepulcro sino de la memoria de la palabra del Señor. El sepulcro es el signo de la ausencia. Pero la Escritura indica su presencia.

«Se han llevado del sepulcro al Señor». También hoy vivimos con frecuencia la experiencia de la ausencia de nuestro Maestro, por la falta de oración, porque no nos damos este espacio tan preciado de encuentro con el, Pensamos que nos lo han arrebatado las actividades, el trabajo, el hacer, pero aquí la pregunta es ¿cómo lo buscamos? Y donde lo buscamos.

Por ello, celebremos la Pascua no sólo con esperanza, también con una gran certeza de que Dios nos libera radicalmente del mal, hoy estamos llamados a vivir como resucitados, buscando y sirviendo como nuestro fundador nos invitaba siempre a ser un claro reflejo de Jesús en nuestros ambientes.

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECIÓN!

Si te gusta, Compártelo!

Translate »
Top