ENCUENTRO MUNDIAL DE FORMADORES DE LA RAMA DE MATRIMONIOS MISIONEROS VERBUM DEI

ENCUENTRO MUNDIAL DE FORMADORES DE LA RAMA DE MATRIMONIOS MISIONEROS VERBUM DEI

ENCUENTRO MUNDIAL DE FORMADORES DE LA RAMA DE MATRIMONIOS MISIONEROS VERBUM DEI

Desde el 2006 hasta la fecha, nuestra Rama de matrimonios, ha tenido un florecimiento de vocaciones en los 5 continentes, lo que nos llevó a abrir cursos de discernimiento y cursos de formación en: México, España, Italia, Colombia, Venezuela, Costa Rica, Camerún, Guinea, Portugal, Perú, Chile, USA, Filipinas, Brasil y Australia.

Este año, 2017, nos propusimos evaluar los procesos formativos que se han realizado en todos estos países, por lo que desde hace unos meses, se enviaron encuestas a los formadores que estuvieron al frente de estos cursos y también a los matrimonios en formación. La respuesta que tuvimos con estas encuestas, fue muy buena, porque ha representado un momento para tomar el pulso de la Rama en la etapa de formación inicial.

En agosto y ahora en octubre del 2017, tuvimos dos encuentros presenciales donde nos reunimos a compartir el fruto de las fichas y de las experiencias obtenidas como formadores, para la elaboración del proyecto de Rama en el área de formación:

  1. El encuentro de agosto, se realizó en Loeches, España, con la participación de los formadores de las tres ramas que han estado en Europa, África, Asia y Australia.
  2. El encuentro de octubre, se llevó a cabo en la ciudad de Puebla, México, con la participación de los formadores de las tres ramas que han estado en todo el continente Americano: Brasil, Colombia, Perú, Costarica, Ecuador, Estados Unidos y México.

Podríamos resumir, que estos dos encuentros han representado un Pentecostés, porque valoramos profundamente el regalo de la eclesialidad, el regalo de la diferencia, de la comunión en medio de la diversidad, entre nosotros como matrimonios y en equipos eclesiales formativos con las ramas célibes.

Es evidente que los signos de los tiempos nos gritan con tantos matrimonios, que en muchos países, quieren seguir a Jesús desde su realidad, este signo visible nos habla de que Dios sueña con las familias, y es por eso que “nos descalzamos ante tierra sagrada” para saber acoger a éstas vocaciones y acompañarlas desde el ser familia, familias formando familias.

Ahora, después de los dos encuentros, han surgido muchas propuestas para continuar con el acompañamiento de los matrimonios misioneros que han concluido su curso de formación y que se encuentran ya en los vínculos temporales; ya les iremos diciendo poco a poco, lo que iremos trabajando en nuestra Rama, de cara a la consagración y consolidación de la vocación matrimonial misionera, como proyecto a corto, mediano y largo plazo

İ Gracias querido Jaime Bonet por dejar que a través de ti, Dios soñara con la Rama de matrimonios!

Gracias queridos hermanos misioneros y misioneras por acoger a nuestra Rama, que aunque es todavía pequeña y con muchas carencias, miedos, retos e incertidumbres, hemos comprendido que Dios se ha comprometido en “plantarnos sólidamente en esta tierra, con todo el empeño de su corazón” (Jer, 32,41).

Poncho y Adriana 2017.