COMPROMISOS APOSTÓLICOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO

COMPROMISOS APOSTÓLICOS EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Deseamos hacerles partícipes de nuestra alegría, ya que el sábado 13 de enero en la ciudad de México, un grupo pequeño de tres matrimonios y dos chicas, como fermento de ésta gran ciudad, hicieron sus compromisos apostólicos pronunciando al escuchar su nombre “Aquí estoy Señor, Tú me has llamado”. Como todos saben, desde hace varios años la FMVD no está presente de manera estable en ésta capital, siendo ellos la presencia del Verbum Dei en ésta gran metrópoli.

Ellos son: Iris del Carmen Barragán y Efraín Camacho; Katina David y Juan Manuel Solis; Elizabeth Lucero Juárez y Francisco J. Ortíz; María de la Luz Solis y Miriam Dionet.

La eucaristía fue en el “Instituto Hijas del Sagrado Corazón de Jesús”, estuvieron presentes la pequeña FaMVD de la ciudad de México, Lucía Herrerías Guerra, Presidente actual de la FMVD, Héctor Ibarra, Coordinador eclesial de la comunidad de Puebla, quien es el responsable último de la ciudad de México, Rosa Elena Becerra, Responsable Eclesial de Zona en el país y, Hugo Aldape, misionero formador de ésta pequeña comunidad, que se desplaza mensualmente desde Puebla.

Disfrutamos de la celebración eucarística, vivida en un marco familiar, sencillo y festivo, al ritmo alegre de la música del grupo de “Contracorriente”. La homilía fue compartida por Héctor y por Lucía. Héctor fue recordando y valorando, el camino de crecimiento en la fe que han vivido en éste tiempo la FaMVD de la ciudad de México, sus batallas y logros; y Lucía subrayó la importancia de ser levadura en la masa, haciendo incapié en que la situación de hoy no es que sea peor que la de antes, o que la situación de la ciudad de México sea peor que la de otros lugares o más difícil, solo es diferente, con diferentes retos. Valoró que ellos, como fermento en la masa, se han mantenido firmes a pesar de lo accidentada que ha sido la presencia de la FMVD en la ciudad.

Después de la eucaristía, disfrutamos del compartir fraterno además de los antojitos, refrescos y ricas ensaladas que la FaMVD de México había preparado para celebrar ésta fiesta.