https://www.veloactif.com/bestessay-writing-a-compare-and-contrast-essay/

writing college level essays online

“Herederos de un carisma, abiertos al dinamismo del Espíritu”

El día 1 de octubre la Presidenta de la Fraternidad Misionera Verbum
Dei, Lucía Herrerías, ha firmado la carta del Convocatoria del V
Congreso General de la Fraternidad Misionera Verbum Dei. El lema que
se ha elegido hace referencia al paso de Jaime Bonet, nuestro
Fundador, a la convivencia eterna con la Trinidad y María. El Espíritu
Santo por medio suyo nos ha regalado un carisma que recibimos como una
herencia y “se nos confía la tarea de continuarlo, de vivirlo y
transmitirlo”. El Congreso General tendrá lugar en Loeches (Madrid,
España) del 8 al 28 de septiembre de 2018.

El lema nos pide estar “abiertos al Espíritu” porque, como Jaime decía
en el Breve Ideario, “es normal que la vivencia evangélica avive
reciamente en los corazones el aire impetuoso de una Iglesia
naciente”. El Congreso es una oportunidad de revisar nuestra vivencia
del carisma porque ayuda a buscar “nuevos métodos y diferentes
estrategias”.

Lucía Herrerías dice en la carta: “El fallecimiento de Jaime nos está
dando una renovada conciencia de nuestra tarea histórica: ser fieles
al carisma” para “custodiarlo […] reinterpretarlo y aplicarlo”. El
Congreso que se acaba de convocar es un paso importante en la tarea de
consolidación y expansión del carisma para toda la Familia Misionera
Verbum Dei.

Ya desde este momento han comenzado los preparativos para el mismo con
la convocatoria de las elecciones y de los documentos que serán objeto
de estudio.

Por este es muy importante la preparación espiritual y que todo el
Verbum Dei nos unamos en la oración y en la misión para que el
Congreso General sea de mucho fruto.

Tres meses del fallecimiento de Jaime Bonet

Tres meses del fallecimiento de Jaime Bonet

Hoy, 25 de septiembre 2017, se cumplen tres meses del paso a la casa del Padre del P. Jaime Bonet, Fundador del Verbum Dei. Queremos traer de nuevo su recuerdo y actualizar las noticias de lo que ha sucedido en este verano.

En estos meses se han predicado diversas tandas de ejercicios en todo el mundo. En todas ellas se ha profundizado en el legado espiritual y apostólico que Jaime nos ha dejado. La Junta General escogió para todas ellas como lema la recomendación de san Pablo a su discípulo Timoteo: “Reaviva el carisma que hay en ti” (2 Tm 1,6). Hay que reconocer que ha sido un tiempo en que se ha podido comprobar la eficacia del carisma que Jaime nos ha dejado porque profundizando en la oración en los diferentes aspectos del mismo el ambiente de entusiasmo por la oración y por el ministerio de la Palabra en los que han hecho los ejercicios se ha notado muchísimo. Se puede decir que en todos ha crecido el deseo de tomar el relevo para la misión que Jaime nos ha transmitido.

Tanto el Santo Padre Francisco a si como el Secretario de la Congregación para los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica, Mons. Carballo, mandaron sus condolencias antes del verano. Aprovechamos esta ocasión para publicarlas en este medio.

Este verano, además se ha realizado un vídeo de las celebraciones de Loeches y de Siete Aguas. Se ha completado con testimonios de la Presidente, Lucía Herrerías, y los responsables generales de las Ramas de misioneras y misioneros.

 

Otras lecturas:

Conmemoracion de Jaime Bonet, Noviembre 2017

Conmemoracion de Jaime Bonet, Octubre 2017

Fallece Jaime Bonet, Junio 2017

Mensaje de Rosa Elena Becerra, responsable eclesial de la zona México.

Mensaje de Rosa Elena Becerra, responsable eclesial de la zona México.

Hola a toda la Fraternidad:

Les agradecemos mucho las muestras de cariño y preocupación por el sismo ocurrido ayer 19 de septiembre en tierras mexicanas.

Por los medios de comunicación social se habrán dado cuenta que fue un sismo de 7.1 cuyo epicentro fue en las cercanías de Puebla. Los estados más afectados son Puebla, Ciudad de México, Morelos y Guerrero. Los daños han sido graves y hay muchas pérdidas humanas.

Gracias a Dios, en la FaMVD de Puebla no se han tenido noticias de ninguna pérdida humana, todo ha quedado en pérdidas materiales. Los misioneros y matrimonios que están viviendo allí, también están todos bien, solo la casa donde se reúne el apostolado en Puebla ha quedado afectada en algunas habitaciones, están esperando que el personal de protección civil les dé indicaciones.

En la Ciudad de México, toda la FaMVD, incluyendo los miembros de la FMVD que se encuentran allí estudiando (Rosa Mariscal, Aracelly Calle), están todos bien. Sólo nos hemos enterado que algunas familias de la FaMVD han tenido que desplazarse de sus domicilios por el estado en el que quedaron sus viviendas. Las familias de las misioneras de Ciudad de México también están bien.

También les podemos informar que tanto las familias de los miembros de la FMVD que están en Puebla como en CDMX están todos bien.

Muchas gracias por su cercanía y solidaridad en estos momentos donde realmente nos sentimos hermanos. Unimos nuestra oración por las personas más afectadas.

Un abrazo de parte de todos los miembros de nuestra FaMVD en México.

Para finaliza les envío una información de Karina Frías, que trabaja en la ciudad de México en Cáritas:
Hay mucho movimiento de ayuda, gobierno e iglesia cada uno poniendo su granito. La cooperación internacional también está siendo muy fuerte. Compañeros de Cáritas están en la CEM (Conferencia Episcopal Mexicana) coordinando para hacer una ayuda más eficaz. Los daños están focalizados y en general la gente muy solidaria.

¿Un fruto que permanece?

¿Un fruto que permanece?

 

Dentro de nuestro corazón late el anhelo de una vida plena, de una vida que deje huella en el mundo.

 

Un área de conocimiento sólo se reconoce como verdad científica cuando ésta es comprobable en los hechos e cuando nos permita prever las consecuencias. Cuando compruebas los actos y te permite prever consecuencias pasa de ser una verdad simple a una verdad científica. Es así, como se estudian las enfermedades, se determina el hecho que provocan, se comprueban los actos y los efectos. Después con esta información intentas por muchos medios prevenir las consecuencias que ésta puede tener.

Jesús nos dice en su Palabra: “No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca ”  (Jn 15,16). Y nos recuerda el Papa Francisco: “nos hace falta una certeza interior y es la convicción de que Dios puede actuar en cualquier circunstancia, también en medio de aparentes fracasos, porque «llevamos este tesoro en recipientes de barro» (2 Co 4,7). Esta certeza es lo que se llama «sentido de misterio».

Es saber con certeza que quien se ofrece y se entrega a Dios por amor seguramente será fecundo (cf. Jn 15,5). Tal fecundidad es muchas veces invisible, inaferrable, no puede ser contabilizada. Uno sabe bien que su vida dará frutos, pero sin pretender saber cómo, ni dónde, ni cuándo. Tiene la seguridad de que no se pierde ninguno de sus trabajos realizados con amor, no se pierde ninguna de sus preocupaciones sinceras por los demás, no se pierde ningún acto de amor a Dios, no se pierde ningún cansancio generoso, no se pierde ninguna dolorosa paciencia. Todo eso da vueltas por el mundo como una fuerza de vida. A veces nos parece que nuestra tarea no ha logrado ningún resultado, pero la misión no es un negocio ni un proyecto empresarial, no es tampoco una organización humanitaria, no es un espectáculo para contar cuánta gente asistió gracias a nuestra propaganda; es algo mucho más profundo, que escapa a toda medida. Quizás el Señor toma nuestra entrega para derramar bendiciones en otro lugar del mundo donde nosotros nunca iremos. El Espíritu Santo obra como quiere, cuando quiere y donde quiere…

Hoy por hoy, he podido constatar como la vida de Jaime Bonet continua a dar vida, continua a ser y es fuerza de vida que da vueltas por el mundo.

En este verano en Lisboa, Portugal estuvimos en un encuentro de 5 días, que llamamos Campo de Trabajo, con 70 jóvenes e 15 animadores; encuentro que llevo por lema y por vivencia las palabras que Jaime Bonet dirigió a Jesús en su conversión a los 14 años: “Si existes, hazme feliz”. La experiencia de descubrir la felicidad auténtica en Cristo fue para muchos de ellos una novedad y para otros una renovación auténtica. Estuvimos esos cinco días, trabajando, dialogando, rezando, celebrando, disfrutando, compartiendo sobre la felicidad, sobre el sí que nuestra vida había recibido y continúa a recibir. Fueron días verdaderamente de renovación, de experimentar como la Palabra de Dios continua a dar frutos dentro de cada uno de nosotros, como continua a ser portadora de Buenas Noticias y como es capaz de transformar y renovar nuestras mente, corazón y fuerzas.

Realizamos una vigilia de oración, durante esta vigilia se nos invitó a dar un “like” a Jesús, es decir, a dar nuestro sí. Escribimos en un post it nuestro “like” y fuimos convidados a pasar al frente a la cruz a colocarlo. Había un post-it que decía: “Haz me feliz, no me dejes desistir. Ábreme al mundo. Te quiero”. No sólo fue un sí, fue una petición, una renovación de amistad, de cariño y de deseo de abrir el corazón al mundo. Era impresionante escuchar, como esos 70 jóvenes, cantaban con grande alegría: “Señor si existes hazme feliz”.  Y como esas palabras eran eco de un deseo de amar a Dios y al mundo.

Ya pasaron 2 meses de la partida de Jaime a la casa del “Padre”, después haber pasado por un enfermedad que lo mantuvo en “silencio” (no sé si realmente Jaime dejó de hablar, pues su vida era y es un grito de esperanza), pero no dejo de ser misionero, no dejo de dar fruto. Y esta es una verdad que podemos hoy ver, verificar y disfrutar. Su “Sí” a los 14 años continua a ser esa fuerza de vida que circula por el mundo y que podemos ver que da fruto.

Sin duda alguna, podemos ver como una vida que da un “Sí ” al Señor no queda defrauda, no queda estéril, no queda apagada. La vida de Jaime es una clara muestra de que la Palabra de Dios es “viva e eficaz”, e que Dios cumple sus promesas siempre. Nadie añora lo que no conoce, sin duda alguna cuando nuestro corazón tiene anhelo de dejar huella en el mundo, de dejar una marca que nada ni nadie apague es porque es real. Un fruto que permanece es la promesa de nuestro de Dios, es la realidad que hay en nuestro corazón en nuestra vida cuando nos confiamos a Él, cuando realizamos su voluntad, cuando nos atrevemos a amar como Él nos ama. Como Jaime nosotros estamos llamados hoy a dar fruto y fruto que permanezca. La pregunta que al final nos queda es: ¿Quieres dar un fruto que permanezca?

 

 

¡40 Aniversario… y contando!

¡40 Aniversario… y contando!

Verbum Dei llegó por primera vez a Filipinas en 1977 con las misioneras Juana Crespí, Antonia Pizá y Asunción Gomila. Cuarenta años han pasado desde entonces y, con la ayuda de Dios, la comunidad se ha expandido por todo el país. Ahora estamos presentes en Manila, Tagaytay, Cebú, Cagayán de Oro Ciudad de Quezón y Ciudad de Pasig.

Ciertamente el Señor ha bendecido a Verbum Dei Filipinas y para dar gracias a su fidelidad, nos reunimos como una gran familia misionera el domingo 3 de Septiembre en nuestro Centro de Apostolado en Pasig.
El espíritu de la celebración puede resumirse en las palabras de San Juan Pablo II: “Recordemos el pasado con gratitud, vivamos el presente con entusiasmo y esperamos con confianza el futuro” (Novo Millenio Ineunte, 2001).

A su llegada, los asistentes recibieron una etiqueta de nombre con un color correspondiente a la década en la que conocieron por primera vez Verbum Dei. Fue emocionante ver discípulos que han viajado con nosotros desde el principio, verdaderos testigos de la exhibición del carisma en este país.
Después de la celebración eucarística, vivida en un espíritu de alegría y acción de gracias, se mostraron mensajes de video de misioneros que han pasado por Filipinas. Todos estábamos felices de verlos de nuevo y sentimos sus palabras de aliento como un impulso para los años venideros.

Oremos para que todos nosotros, como familia misionera en movimiento, podamos ser fieles al Espíritu Santo en el tiempo venidero, y por la gracia de dedicarnos plenamente a nuestra misión de oración, ministerio de la Palabra y testimonio de vida para la formación de apóstoles filipinos que llegarán a toda Asia y -¿por qué no? -todos el mundo! Si la vida comienza a los cuarenta, ¡cuidado con las sorpresas de Dios en los años venideros!

Newsletter Sept – Oct 2017

Newsletter Sept – Oct 2017

Queremos compartir con todos ustedes más que ideas teóricas, cómo desde los Medios de Comunicación Verbum Dei queremos también plasmar nuestro carisma Verbum Dei. El 23 de junio comenzamos en Madrid las Jornadas con el objetivo de ver cómo podemos evangelizar más y mejor en este continente digital. Aunque nuestras Jornadas duraron poco tiempo porque tocó vivir el encuentro definitivo de Jaime, nuestro fundador, con el Padre. Acontecimiento que sin duda nos consolidó como Equipo de Comunicación Verbum Dei, ya que se brindó la oportunidad de compartir con toda la Familia Verbum Dei este momento fundamental para el Verbum Dei. Esta experiencia nos dio el convencimiento de la importancia de los medios de comunicación y de que Jaime nos deja la estafeta que nos hace testigos para continuar llevando la palabra de Dios a todo el mundo con todos los medios a nuestro alcance. En estas Jornadas se dio la bienvenida a más integrantes a los Medios de Comunicación Verbum Dei, tanto al equipo coordinador como al de corresponsales.
Pensando en cómo servir mejor, les informamos que hemos cambiado un poco el estilo, forma y contenido de la newsletter que ahora les llegará cada dos meses. También hemos querido añadir no sólo los contenidos de la parrilla de programación sino las novedades que nuestra web internacional traerá con el fin no solo estar informados sino hacer ese intercambio de bienes espirituales que tenemos en la Familia Verbum Dei.

Leer el newsletter.

Un verano con Jesús en el CICE Verbum Dei de Siete Aguas

Un verano con Jesús en el CICE Verbum Dei de Siete Aguas

El Centro Internacional Católico de Evangelización (CICE) Verbum Dei de Valencia, desde el mes de junio ha sido el lugar de encuentro de muchas personas, de diferentes continentes y de todos los estados de vida. Un momento muy especial fue el encuentro de misioneras de votos perpetuos para la formación permanente.

De estos encuentros los principales han sido los Ejercicios Espirituales, que son esenciales en el Verbum Dei, tanto de mes como de semana; todos ellos en completo retiro. Se ha dado el caso de que los ejercitantes han querido seguir otra semana, fruto de lo provechoso que fueron. Por ejemplo, aquel señor que decía muy entusiasmado: “Yo no conocía a Dios, ahora sí. ¡Yo volveré!”

Entre los ejercitantes que hicieron un mes están sobre todo los miembros de las ramas célibes de la Fraternidad Verbum Dei. También tuvieron su semana de Ejercicios Espirituales los Matrimonios de la Fraternidad, al unísono con una tanda de personas comprometidas en la FaMVD y otra tanda de personas que gustan del carisma. A la vez, se daba formación a los grupos de adolescentes, pre-adolecentes y niños en los Campamentos.
Este verano se acogió un evento especial: La Convención sobre los Ejercicios Espirituales en el Verbum Dei, que tuvo por lema “Amigos de Dios y profetas en un nuevo milenio”. La Convención se vivió en un ambiente de comunión entre todos, de colaboración y de disponibilidad. Momentos de gracia y luz para continuar la reflexión sobre los ejercicios espirituales.

Desde el día 17 de agosto están haciendo el mes de ejercicios los misioneros y misioneras que estudian teología en Loeches (Madrid) junto con el Curso de Formación de Inglaterra y misioneros y misioneras de algunas comunidades.
Dios bendice este Centro con todas estas actividades, que dan impulso a todos los asistentes para seguir viviendo, con creciente intensidad, la búsqueda del querer de Dios.